Emprendimiento Parte II

Ahora entramos en otro punto muy importante, la formalización.

Resulta que nos fue de maravilla en nuestro concubinato y queremos casarnos, queremos llevar nuestra emprendimiento al siguiente nivel, pero, conversamos con nuestro abogado y nos dice, ¿Qué desea registrar? ¿Una firma personal o una compañía anónima? Y nosotros respondemos, unas veces por desconocimiento, otras veces por déficit monetario -¿Cuál es más económica, que me recomiendas? Sin saber que cada abogado tiene una percepción diferente del asunto, sobre todo si está recién graduado y no tiene ni idea de cómo es la cosa, porque entiéndase: en clase solo leemos y analizamos leyes, en la calle es otra cosa y valla que tengo propiedad para decirles esto. Entonces, volvemos a lo de ¿la FP y la CA? ¿Lanzamos una moneda? ¡NO! Vamos a papa google e investigamos sobre ambas, hacemos un cuadro comparativo y tomamos la mejor decisión. ¡SI! Ya sé que se preguntan ¿Qué hiciste tú? Pues yo, registre una firma personal, es más fácil, cómoda y económica, cuando registre esta FP, estaba en el tercer semestre de Derecho, es decir, ni idea que estaba haciendo, pero preguntando se llega a Roma y con una sonrisota, la educación por delante y un divino Toronto, las chicas del registro me ayudaron, todo salió rápido, de una vez publique y saque mi Rif que me permitió adquirir mis factureros y a partir de allí ya existí ante los entes gubernamentales; lo que sigue posteriormente ya iras poco a poco preguntando y poniéndote al día, ni yo me las se todas, en este país la burocracia es interminable y cada día hay nuevas formalidades. Otro punto importante que se preguntaran: ¿y para el apoyo de una entidad bancaria que recomiendas? Pues puntualidad en el pago; mi FP tiene un capital bastante bajo, y resalto: Es una FIRMA PERSONAL y aun así la banca comunitaria de Banesco que se encarga de apoyar al microempresario con créditos para trabajar, me apoyo y a pesar de mi mínimo capital registrado, mi experiencia crediticia ha incrementado a través de los años.

Todo esto nos lleva a otro tema importante, ¡LA CONSIGNACIÓN!…