Emprendimiento Parte II

Ahora entramos en otro punto muy importante, la formalización.

Resulta que nos fue de maravilla en nuestro concubinato y queremos casarnos, queremos llevar nuestra emprendimiento al siguiente nivel, pero, conversamos con nuestro abogado y nos dice, ¿Qué desea registrar? ¿Una firma personal o una compañía anónima? Y nosotros respondemos, unas veces por desconocimiento, otras veces por déficit monetario -¿Cuál es más económica, que me recomiendas? Sin saber que cada abogado tiene una percepción diferente del asunto, sobre todo si está recién graduado y no tiene ni idea de cómo es la cosa, porque entiéndase: en clase solo leemos y analizamos leyes, en la calle es otra cosa y valla que tengo propiedad para decirles esto. Entonces, volvemos a lo de ¿la FP y la CA? ¿Lanzamos una moneda? ¡NO! Vamos a papa google e investigamos sobre ambas, hacemos un cuadro comparativo y tomamos la mejor decisión. ¡SI! Ya sé que se preguntan ¿Qué hiciste tú? Pues yo, registre una firma personal, es más fácil, cómoda y económica, cuando registre esta FP, estaba en el tercer semestre de Derecho, es decir, ni idea que estaba haciendo, pero preguntando se llega a Roma y con una sonrisota, la educación por delante y un divino Toronto, las chicas del registro me ayudaron, todo salió rápido, de una vez publique y saque mi Rif que me permitió adquirir mis factureros y a partir de allí ya existí ante los entes gubernamentales; lo que sigue posteriormente ya iras poco a poco preguntando y poniéndote al día, ni yo me las se todas, en este país la burocracia es interminable y cada día hay nuevas formalidades. Otro punto importante que se preguntaran: ¿y para el apoyo de una entidad bancaria que recomiendas? Pues puntualidad en el pago; mi FP tiene un capital bastante bajo, y resalto: Es una FIRMA PERSONAL y aun así la banca comunitaria de Banesco que se encarga de apoyar al microempresario con créditos para trabajar, me apoyo y a pesar de mi mínimo capital registrado, mi experiencia crediticia ha incrementado a través de los años.

Todo esto nos lleva a otro tema importante, ¡LA CONSIGNACIÓN!…

 

Es hora de EMPRENDER

-¿En tiempo de crisis?

Claro, la crisis genera oportunidades, creatividad e ingenio por ende emprendimientos nacen de la crisis. Lo único realmente en contra es la cantidad de emprendimientos efímeros, que por falta de preparación no perduran en el tiempo.

Lo más importante de crear tu propio negocio es la Pasión, si lo haces solo por el dinero lamentablemente tendrás pocas probabilidades de ser un negocio perdurable.

Si ya tienes la pasión como elemento principal, ahora solo necesitas definir: ¿quién eres? ¿Hacia a dónde vas? ¿Quién quieres ser? ¿A quien le quieres vender? ¿Qué necesitan tus clientes? ¿Qué resuelves con tu producto o servicio? ¿Quién es tú competencia? ¿Qué te diferencia de los demás? Y… no es “yo soy el mejor” porque todos son buenos en su área y ni se te ocurra decir que eres el más económico porque economía y calidad no van de la mano; Y si…. Necesitas saber quién es tu competencia y no solo eso, sino, ¿dónde está? ¿Qué hace? ¿En qué se parecen? o en que no… Y no es para copiarte, ¡por favor NO! (subrayo la ética y la moral) es para saber si puedes superarlo, si puedes alcanzar su nivel, total apenas estamos comenzando este larrrgo camino por recorrer…

Permíteme contarte un poco acerca de mi antes de continuar… Mi nombre es Ailicec Duque, soy abogada, tengo 24 años y represento una marca registrada de Joyería Artesanal que lleva mi nombre, pero mi emprendimiento no trata solo de hacer zarcillos y pulseras, pues voy mas allá. Me dedico mayormente a enseñar, pues desde los 8 años incursiono en este mundo y nunca tuve una escuela que me enseñara, soy diseñadora autodidacta y empírica, pues el ensayo y error ha sido mi mayor maestro durante todos estos años, es por ello que quiero ayudarles a “aprender a emprender”. Ahora si, continuemos…

En este largo camino eh aprendido mucho y lo principal que debes saber,  es que lo peor que un ser humano puede hacer es encerrarse o aferrarse a su zona de confort… y se preguntaran ¿qué es eso? Pues,  La zona de confort es eso que amamos en nuestra vida y odiamos a la vez, porque detestamos el trabajo, el absorbente horario, los pocos beneficios, el jefe malhumorado, pero amamos esa seguridad detener un 15 y un 30, con vacaciones y aguinaldos… y cuando nos asomamos a la ventana y vemos a alguien saltando al maravilloso abismo dela zona de pánico, nos sorprendemos y allí hay dos posiciones, la del criticón que solo ve esa zona como  el monstruo debajo de su cama a los 4 años o la del que quiere, pero no se atreve porque escucha a personas como la primera; déjenme decirles, la zona de pánico resulta siendo la zona mágica, porque al lanzarse a ese terrible abismo, encuentras alas antes de llegar al suelo y logras volar, volar por ti mismo llegar alto y lejos, tan alto y lejos como nunca lo imaginaste y como todos dijeron no puedes! Y si, se permite volver a la zona de confort, pero solo para recolectar las herramientas necesarias para hacer de la zona de pánico tu mejor opción, es allí cuando solo te queda una cosa, creer… creer en ti mismo, ¡porque tú eres tu mejor opción!

Ahora que ya saltamos, que ya estamos aquí, que nos estamos preparando para hacer de esta idea el mejor emprendimiento posible, yo recomiendo el concubinato como tu mejor opción, no te cases aun, no te lances al agua sin saber nadar, no formalices, al menos no por ahora, y es que esto es como cualquier matrimonio, con sus pro y sus en contra, así que ¿por qué no probamos primero a ver qué tal nos va y luego formalizamos esta hermosa relación entre emprendedor y emprendimiento?  Si, como lo lees, practiquemos, aprendamos, aquí se permite errar, no lo sabemos todo y estamos empezando a adquirir esa hermosa palabra muy codiciada en cualquier oficio “EXPERIENCIA” luego de unos meses de experiencia en el mercado, donde ya iniciamos nuestro proceso de posicionamiento y hasta contamos con algunos followers, podemos pasar de ser informales a formalizar nuestro emprendimiento y les cuento, muchos duramos años para llegar a este paso.